Ojo por ojo… y el mundo acabará ciego

Celia Soriano Gomis

Este lunes pudimos ver un nuevo episodio de Mentes Criminales en Cuatro que daba que pensar. Bajo la trama de la investigación de unos asesinatos en serie por parte del equipo de criminólogos había algo más. Me han sorprendido con unos culpables diferentes de la mayoría de fríos y perturbados psicópatas de los que suelen tirar en esta serie. En primer lugar, se trata de dos mujeres, algo ya de por sí raro en este mundo tan masculino; y, en segundo lugar, nos presentan a estas dos criminales de una forma mucho más cálida y cercana al espectador, podría decirse que casi justificando sus actos.

El equipo hace un importante descubrimiento. Fuente http://www.hasmgrupu.blogspot.com

Y he aquí el por qué: estas dos mujeres son un par de madres que están vengando la muerte de sus hijos asesinados por personas que se “libraron de la justicia”. Como en Extraños en un tren de Hitchcock, ambas se encontraron por casualidad y decidieron intercambiar sus respectivos asesinatos para que la policía no les relacionara con los crímenes. Después planean huir a México. No os desvelaré si al final lo consiguen o si, por el contrario, nuestro equipo de criminalistas las encuentran porque podéis ver el capítulo completo aquí.

Alex Blake y Spencer Reid. Fuente http://www.cbs.com

Lo que quería es centrarme en la idea de justicia sobre la que nos hace reflexionar este capítulo. Como es habitual entre las parejas de criminales, una de las mujeres está segura de lo que hace y no tiene ninguna duda moral a la hora de matar a alguien, claro que amparada por la idea de que se está haciendo justicia. “Ojo por ojo y diente por diente”, argumenta en un momento del episodio. La otra “madre coraje” es la que vacila y piensa que lo que hacen, aunque sea por vengar la muerte de sus hijos, está mal. Os recuerdo que toda esta historia sucede en Estados Unidos, un país donde la pena de muerte está a la orden del día. Así que, podría decirse que estas mujeres están haciendo justicia real, según el sistema de este país, ¿o no? ¿Merece la muerte una persona que ha matado a otra? Si asesinar es un acto injustificable (de eso no hay duda) ¿por qué la solución para el culpable es derramar más sangre? Este hecho no va a redimir los actos que se han cometido. Como mucho, al menos esa es mi opinión, satisfará los deseos de venganza de la familia de la víctima. Y voy más allá, como dijo mi profesor de derecho de la universidad, ¿acaso una sociedad supuestamente civilizada y avanzada no es capaz de encontrar otras formas de rehabilitar a sus ciudadanos más “díscolos”?

Mahatma Gandhi dijo: “ojo por ojo, y el mundo acabará ciego”. Y aquí están las citas de este capítulo:

“El mal está siempre ideando corrosiva miseria mediante la necesidad del hombre inquieto de vengarse de su odio” (Ralph Steadman).

“Si ganas no digas nada, si pierdes di aún menos” (Paul Brown).

Enlaces de interés:

Mentes criminales en Cuatro

Criminal Minds on CBS

Publicado el noviembre 13, 2012 en Mentes Criminales y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: