Pasa hasta en las mejores familias…

Celia Soriano Gomis

Este lunes Mentes Criminales nos ha vuelto a enganchar a otra historia de crímenes y misterio. ¿He sido yo la única que ha encontrado semejanzas entre el capítulo de esta semana y el de la anterior? Han usado otro recurso más de “grandes tópicos estadounidenses”. Y si la semana pasada tocó el tema de la pena de muerte, el protagonista de esta ha sido el núcleo familiar tradicional. El que consta de padre y madre felizmente casados y un par de hijos (a veces también un perro) que viven en las afueras de la ciudad, en esas típicas casas de dos plantas rodeadas de césped. No obstante, en el capítulo de esta serie se pone de manifiesto que las apariencias engañan y que toda esta “paz y tranquilidad” muchas veces solo existe de cara a la galería.

El equipo estudia el nuevo caso. Fuente Cuatro.com

El delincuente a quien persigue el equipo se dedica a secuestrar familias “ejemplares” para desenterrar sus secretos y demostrar que tienen muchos problemas que solucionar del tipo infidelidades, adicciones ocultas y tensiones escondidas. Como no podía ser de otra manera en una producción norteamericana, finalmente la institución familiar supera todas las dificultades y permanece unida. Viendo todos los conflictos que tenían los personajes a los que rescata el equipo, no puedo evitar pensar que, en la vida real, cada uno hubiera seguido por su lado. Así que, después de poner en duda la perfección de la idea de la familia, todo termina reafirmando su valor. Y no es de extrañar, ¿cómo va poner de manifiesto un producto americano que uno de los pilares más importantes de esta sociedad está en crisis?

Los protagonistas celebran el éxito en el caso. Fuente Cuatro.com

Pese al edulcorado final, se trata de un capítulo que da mucho de sí. Nos hace replantearnos cuánto de nosotros mismos estamos dispuestos a mostrar a la sociedad y cuánto tenemos que ocultar. Por cierto, este episodio se titula A través del espejo. Una metáfora de cómo “arreglamos” una imagen con la que “salir a la calle” y mostrar al exterior. Al otro lado de nuestro reflejo está lo que no podemos enseñar, lo que tiene que quedarse en casa. Una casa donde, sin embargo, también hay que guardar secretos.

Muy reveladoras también las citas que han elegido los guionistas para este capítulo:

“La conducta es el espejo que muestra a las personas su verdadera imagen” (Goethe).

“Uno de los secretos profundos de la vida es que lo único que merece la pena hacer es lo que hacemos por los demás” (Lewis Carroll).

Aquí tenéis algunos enlaces que pueden interesaros:

Capítulo completo online en Cuatro

Mentes Criminales en Cuatro

Criminal Minds on CBS

Publicado el noviembre 21, 2012 en Mentes Criminales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: