Robin intenta olvidar a Barney, pero no lo consigue

Irene Calvo Sanchis

Repetir por última vez  aquello a lo que quieres poner fin es una constante en el comportamiento humano. Lo es, aún más, si de lo que estamos hablando es de historias de amor. Esta actitud será la que adopte Robin en el episodio titulado Lobster Crawl, el noveno capítulo  de la octava temporada de Cómo conocí a vuestra madre.

Barney y Robin. Fuente: CBS

Barney y Robin. Fuente: CBS


La periodista Robin no consigue de ninguna de las maneras sacarse de la cabeza al mujeriego Stinson, de  modo que, haciendo un símil con lo que vivió en el pasado tras haber sido diagnosticada alérgica a la langosta (en ese momento, al parecer, para hacer frente a su patología, la canadiense tomó la decisión de empacharse de langosta una última vez con el fin de que nunca más le resultara apetitosa) elabora un plan -poco exitoso- para pasar una última noche con Barney y así, olvidar sus sentimientos por él. A pesar de las insinuaciones muy poco sutiles de la periodista a Barney, Robin no consigue ni su propósito inmediato de pasar una noche con él, ni su propósito a largo plazo de ignorar a Stinson (cosa que ya sabíamos desde el episodio en el que nos revelaron que acabarían casándose).

Por otro lado, en este capítulo Ted será el cuidador del pequeño Marvin y vivirá sus primeras veces (la primera vez que gatea, la primera vez que ve a Santa Claus…). Lily y Marshall no pueden soportar la idea de que se pierden esos momentos de su hijo así que Lily entra en una especie de estado obsesivo por ver los avances de su hijo. Desde luego, y conociendo a los personajes de Lily y Marshall, no nos sorprende que guarden un rencor (poco malévolo, todo hay que decirlo) hacia Ted por este motivo. Es gracioso ver cómo aparece una escena del futuro en el que los dos se vengarán de Ted y serán ellos quienes verán antes que nadie las primeras veces de la hija de Ted.

Lily y Marshall descubren una foto de Marvin con Santa Claus. Fuente: CBS

Lily y Marshall descubren una foto de Marvin con Santa Claus. Fuente: CBS

Si bien es cierto que la serie continúa divirtiéndonos, también lo es que esto se debe a las excentricidades de cada personaje y no a la trama argumental. Veremos si nos sorprenderán con los siguientes episodios o aún tendremos que esperar unos capítulos más para encontrar un punto de tensión y conflicto que nos vuelva a enganchar como antes.

Publicado el diciembre 6, 2012 en Cómo conocí a vuestra madre y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: