‘Cuestión de sexo’: ¿Cómo son las relaciones en el siglo XXI?

Irene Calvo Sanchis

Con un considerable índice de audiencia –sobre todo en los inicios – la serie Cuestión de sexo se emitió en la cadena Cuatro entre los años 2007 y 2009 durante tres temporadas. La comedia hacía un repaso de las relaciones sentimentales en el siglo XXI a través de tres parejas de amigos protagonistas: Diego (Willy Toledo) y Alba (Pilar Castro), Gabi (Xúlio Abonjo) y Elena (Carmen Ruiz), y Verónica (Valeria Alonso ) y Óscar (Alfonso Lara).

Personajes de 'Cuestión de sexo'. Fuente: dentrotele.com

Personajes de ‘Cuestión de sexo’. Fuente: dentrotele.com

La pareja más tradicional la constituían Diego y Alba, veinte años de casados y una hija en común, Sofía (Ana Fernández). Verónica y Óscar representaban a una pareja consolidada y estable, de posición alta y bastante materialista. Por su parte, Gabi y Elena eran la pareja más joven, en la teoría -y por designio de un inmaduro Gabi- mantenían una relación sin compromiso, en la práctica no. Poco a poco, sin embargo, las parejas van evolucionando y vemos cómo las relaciones de los protagonistas van alejándose de sus metas establecidas. Diego y Alba por ejemplo acabarán por separarse, Verónica y Óscar arruinados -ella incluso acabará entre rejas- y Gabi y Elena teniendo un hijo.

Lo cierto es que la comedia no destacaba por tener una calidad suprema, pero ponía sobre la mesa -y sin tapujos- cuestiones de pareja y de sexo interesantes, sin entrar en lo puramente chabacano, grosero y explícito. Temas como las relaciones entre adolescentes, la homosexualidad, la rutina de las parejas, el sexo previsible y monótono en un matrimonio o la infidelidad aparecían con total naturalidad y suscitaban la reflexión en la audiencia.

Creo que Cuestión de sexo puede resultar una serie atractiva para gran parte del público puesto que la serie recoge los problemas de varias generaciones, clases sociales y sexos. El hecho de que muchos sectores de la sociedad pudieran sentirse identificados con los conflictos de uno u otro personaje aumentaban las posibilidades de aceptación y éxito entre el público. No fue una gran comedia y tuvo sus limitaciones, pero, desde luego, para pasar una tarde de domingo y un buen rato, no está nada mal. Como muchas otras series, los capítulos pueden encontrarse en Internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: